Las Hermanas de la sagrada Familia en el SMNSS, un testimonio de fe y servicio


Esta foto, tomada en los inicios de la decada de los sesenta, registra los comienzas de esta presencia misionera en el SMNSS:  De izquierda a derecha: Sor Cecilia Lachance, Sor Isabel Cerrato, Sor Elodia Michaud, Sor Clara Bergeron, Sor Rita Melanson, Sor Maria Clara

 

Hacia el año 1960, la Iglesia de Roma pide a todas las Congregaciones religiosas, aún no misioneras, y al clero diocesano de ir a evangelizar a América Latina. Contestando al gran deseo expresado por el Papa Juan XXIII, el Episcopado canadiense asume, con el acuerdo del Arzobispo de Tegucigalpa, la construcción, la fundación y la dirección del Seminario Mayor Nuestro Señora de Suyapa para la formación sacerdotal en América Central.

Llegan al seminario mayor de Tegucigalpa el cuatro de febrero de 1962
 
El 15 de octubre de 1961, las cuatro fundadoras al Centro de Cuernavaca, México, por un curso de tres meses del idioma español y de las costumbres de América Central. Llegan al Seminario Mayor de Tegucigalpa el cuatro de febrero de 1962. Mons. Gerardo Cambrón, los sacerdotes y unos veinte seminaristas les acogen a brazos abiertos. La construcción no está terminada para la entrada de los estudiantes y la llegada de las religiosas canadienses. Estas últimas se hospedan en unas habitaciones alquiladas y pequeñas en frente de la Catedral de Tegucigalpa, la capital. Después de una instalación rudimentaria en su nuevo convento, además de asumir las tareas materiales, colaboran en la medida apostólica en la medida de sus posibilidades. Con motivo en las vacaciones en su familia, los seminaristas dan a conocer a las pequeñas hermanas en sus parroquias. En diciembre de 1963, Isabel Cerrato originaria de Yuscarán, el Paraíso, se ha vuelto la primera postulante; en enseguida entra Mirian Ham, originaria de San Pedro Sula. A principios las jóvenes están acogidas en el convento cerca del Seminario Mayor. Aumentando el número, se necesita alquilar otra casa. El 13 de Mayo de 1970, se desplaza el noviciado a la Colonia el Manchen, luego el 13 de diciembre de 1971 a la parroquia de la Inmaculada Concepción, Comayagüela.

Beata Madre Maria Leonia, fundadora de las hermanas de la Sagrada Familia

En 1973, la construcción de una Casa Central y Noviciado se confirma necesaria. El 19 de Marzo de 1975, la bendición de los pabellones ubicados en la Colonia Miraflores, Tegucigalpa, es presidida por su Excelencia Monseñor Héctor Enriques Santos, Arzobispo de la Diócesis. A su turno las postulantes y novicias fascinadas por el ideal de la Madre María Leonia, atraen a otras jóvenes para sostener el ministerio de los Sacerdotes. Desde la apertura del primer noviciado, las responsables tanto canadienses como hondureñas han dado lo mejor de ellas mismas para la formación inicial: Sor Clara Bergeron desde su llegada a Honduras en 1962 y Sor Juana de Arco Béliveau de 1974 hasta 1991. Después la sucede Sor Rosa Linda Núñez, Sor Julia Corea y Sor Rosa Elena Franco. Al Seminario de Mayor de Honduras, en 2011, cinco religiosas hondureñas asistidas de laicas, se consagran siempre para los sacerdotes, los profesores y cerca de ciento cincuenta estudiantes en teología y filosofía. También están el arzobispado de Tegucigalpa y en cinco casas cúrales, de esta misma Diócesis. En la Diócesis de Choluteca, las religiosas aseguran los servicios a la residencia Episcopal desde 1987, a la casa cural de la Catedral desde 1988 y al Seminario Menor Pablo VI, desde el 2010. En 2008 tres religiosas vuelven al Seminario Menor Santiago Apóstol de la Diócesis de San Pedro Sula donde la comunidad había obrando antes, de 1992 a 2001.

 
Desde la apertura del primer noviciado, las responsables tanto canadienses como hondureñas han dado lo mejor de ellas mismas para la formación inicial y muchas hermanas han entregado su vida al servicio del SMNSS.

Tomado de la revista: Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa 50 años formando sacerdotes según el corazón de Dios.